Há Uma Música Do Povo

Estándar

La música, las notas que se pierden en el eco
de su propia resonancia, evocan la memoria
de otras épocas, de otro tiempo pasado y añorado.

No necesitas montarte en un barco para viajar,
porque el viaje está formulado en tus entrañas,
tan sólo debes iniciarlo.

Cierra los ojos, respira hondo,
escucha esos acordes del tiempo perdido
y déjate llevar por ese estallido de sensaciones.

Llegarás a un lugar más allá de tu conciencia
donde hay una conjura de pequeños misterios,
Una barca llena de vida que te arrastra
hasta un destino de hojas blancas e inciertas.

Y una verdad de bellezas se desvela en tu interior,
una cascada de voces rotas y secretos personales,
un paraíso de placeres y perpetuidad.

Escucha la música, es el sello vivo de lo que fuiste
y lo que ansias volver a ser.
Del diablo que creó tu juventud y del dios que instauró
tu madurez para recordarla.

Aïssa López
27 de Julio de 2006

Comparte este artículo: